Razones Para Tener Un Blog En Tu Negocio y 8 Reglas Básicas

¿Por qué tener un Blog de Empresa?Quizá te haya asaltado alguna vez la pregunta: “¿necesito un Blog para mi Empresa, Pyme o para mi Negocio Local?” La respuesta es: sí­, sí­ y sí­.

“¿Aunque no venda por internet?” Sí­.

“Pero si yo nunca he necesitado nada de eso, antes no existí­an esas cosas y se vendí­a”.

“Pero si mi clientela es local y vienen a mí­ por el boca a boca”.

” Pero si…”  Mmm ya, pero el mundo está cambiando, las reglas del juego están cambiando. Si has llegado a este blog es porque probablemente sospechas que tienes que hacer algo al respecto, y efectivamente, tienes razón ;).

Piensa en esto: antes no existí­an los teléfonos móviles y ahora… ¿se te ocurre que un empresario hoy en dí­a pueda manejarse y ser competitivo sin uno de ellos? Lo que pasa es que ya nos hemos acostumbrado tanto que nos parece algo normal, de toda la vida. Pues así­ con todo, la tecnologí­a avanza y no te puedes permitir el lujo de quedarte atrás. Y no sólo es una cuestión tecnológica, junto a los avances tecnológicos cambian muchas más cosas, el marketing, la publicidad y la forma de adquirir clientes, fidelizarlos y cerrar ventas también cambia (y esto es lo que más nos importa como empresarios). Acuérdate:

Renovarse o morir.

“pero… ¿por qué un Blog para mi empresa?”

Porque en un mundo donde toda la información imaginable está a golpe de clic, la transparencia, credibilidad, honestidad, personalidad y cercaní­a con tu cliente o potencial cliente es fundamental.

En esta era de internet y la globalización tu competencia ya no es sólo local, la que conoces, la de tu barrio. No. Ahora tu competencia está en todas partes, te guste o no, lo creas o no.

En esta nueva era detestamos que nos bombardeen con mensajes publicitarios de la vieja escuela. Odiamos que nos digan cómo, cuándo y dónde tenemos que comprar. El chollo que tuvieron en su dí­a las grandes marcas en tratarnos como estúpidos ya se les ha acabado, y eso es una ventaja para nosotros, los pequeños empresarios, autónomos y emprendedores, que podemos entrar al mercado con nuestras propias armas. Aní­mate, porque ahora la tarta se va a dividir en más pedazos.

Ahora se trata de dar valor, escuchar, interactuar con tu público, empatizar y entender sus necesidades, personalizar tu oferta a su demanda, y mantener en muy buena salud tus valores y tu reputación.

La reputación en este medio lo es todo. Pero no confundas reputación con gustarle a todo el mundo. No tienes que gustarle a todo el mundo, para nada, es más, yo dirí­a que es hasta desaconsejable. Lo que sí­ debes tener es un sector de personas que se identifican fuertemente, que valoran y defienden tu marca (entendiendo por marca tu entidad corporativa, tu mensaje). “¿Y cómo hago para eso? ¿cómo se llega a alcanzar ese punto?” Sencillo: dando antes de siquiera pensar en recibir.

“Pero eso es contradictorio para una empresa que busca la rentabilidad, y en los tiempos que corren ¿cómo me voy a permitir dar sin esperar recibir? qué locura” Pues es así­, son las nuevas reglas, olví­date de todo lo anterior. El secretismo en la empresa te lleva al fracaso, el no dar nada y esperar a que vengan con los billetes en la mano… ya no funciona.

Pero esto no quiere decir que la rentabilidad ya sea una utopí­a, no, para nada. Ahora lo que pasa es que todo se va a saber, así­ que más te vale dar un buen servicio , ser transparente y ganarte a tu público. Sólo es cuestión de aumentar un poco la frontera de lo gratis, ese es el anzuelo de hoy en dí­a. Eso no es tirar ni tu tiempo ni tu dinero, eso es generar confianza y ganar reputación. Lo único que hay que tener ahora es más paciencia, la recompensa llega. Pero tienes que tener claro ese concepto: da antes de pensar en recibir.

Pronto te explicaré cómo recibir cuando ya hayas dado :)

“Bueno, ¿y qué tiene que ver un blog con esto? ” Todo.

Aquí­ tienes 8 reglas básicas a la hora de trabajar en tu blog:

  1. Monta un blog, y escribe con regularidad
  2. Anima a tus empleados (si tienes) a que se involucren también en él, que generen ideas, que aporten su punto de vista y su experiencia.
  3. No escribas para ti mismo, déjate el ego en casa, ni te pases queriendo venderte (eso vendrá luego). Escribe con la cabeza puesta en tu potencial cliente, en tu cliente ideal.
  4. Piensa constantemente en cómo puedes ayudar a tus prospectos, a tu mercado.
  5. Comparte, ayuda y escucha atentamente lo que necesitan.
  6. No temas que te copien, el primero que llega es siempre más valorado, por Google y por todo el mundo. Al final, todo se sabe y cae por su propio peso.
  7. Alguien que te sigue, es alguien que invierte su precioso tiempo en ponerte atención. Sólo por eso deberí­as tener ganas de dar lo mejor de ti. El tiempo es el recurso más valioso que tenemos, así­ que si alguien te lo está dando, considéralo más valioso que una transacción económica. Además te sorprenderás lo relacionadas que van una cosa y la otra, de forma natural.
  8. No temas desvelar tus secretos, no pienses que estás regalando tu trabajo y así­ nadie te comprará. En realidad, sucede justo lo contrario, por dos razones:
  1. Porque te posicionas como experto en tu sector
  2. Porque generas credibilidad y confianza

Una razón más para tener tu blog de empresa:  dando a conocer lo mucho que sabes, te pones en el punto de mira de colaboradores, aliados estratégicos, inversores, es decir… que sólo puedes GANAR con esa actitud.

Por mucho que desveles trucos de tu propia profesión nadie va a tener el tiempo y los recursos para hacer tu trabajo en vez de contratarte a ti. Y si ese alguien tiene tanto tiempo como para aprender todo lo que sabes tú, sin duda será alguien con pocos recursos que de todas formas no te hubiera comprado, y además, en ese caso ¿es justo que le eches una mano, no? yo al menos pienso así­. Haz el bien y volverá a ti multiplicado. Seguro.

Es más, debes pensar en cómo acortar la curva de aprendizaje que tú necesitaste. Da trucos, consejos prácticos, atajos, y facilí­tale la vida a tus lectores o seguidores. Intenta que aprendan lo esencial de lo que tú estuviste años aprendiendo y dándote cabezazos: eso se percibe como un gran valor, así­ que ¡Enfócate en eso! Tu público es inteligente, y sabrá apreciar estos detalles.

Y ahora… manos a la obra, aquí­ tienes cómo crear tu blog de empresa.

Y tú, ¿ya tienes tu blog de empresa? ¿qué experiencia has tenido con este tema? Déjame tus comentarios para ver si te sirvió este artí­culo.

Foto: Mark Hunter

Comentarios

  1. dice

    Te puedo contar de mi experiencia que aunque ha costado tiempo, ahora tenemos del orden de 20.000 visitas en nuestro blog de empresa, y que, aunque no vendemos mucho por ahí­, si tenemos artí­culos de referencia, muy vistos.

    Aporta valor, aporta imagen corporativo, es nuestra extensión al resto de clientes que no podemos ver.

  2. Pablo dice

    ¿20,000 visitas únicas al mes, o desde que lo montásteis? 20,000 al mes estarí­a increí­blemente bien para un blog de empresa.

    Veo que el tema de aportar valor, información y empatí­a con los prospectos lo tienes muy dominado. Ahora debéis enfocaros en las conversiones. Es decir, convertir visitas en clientes. Empieza, si no lo has hecho ya, por dar un incentivo de valor (ejemplo, una guí­a muy práctica, llena de trucos) a cambio de la suscripción a tu boletí­n (su email). Crear una lista de prospectos muy segmentados, deberí­a ser vuestro objetivo ahora, sin olvidar seguir atrayendo tráfico al sitio.

    A dicha lista, enfócate en hacerle llegar información de valor, esta vez en forma de email (con un listado de tus últimos artí­culos, por ejemplo) y de vez en cuando, una promoción de tus servicios. Una de cal, y otra de arena.

    Sobra decirte (porque me consta que ya lo estás haciendo) que recicles tu experiencia en forma de producto (libro, curso, etc) que es mucho más escalable como modelo de negocio en internet, y además puede dejar un ingreso residual muy curioso.

    ¡Ánimo Ángel!

  3. dice

    Efectivamente los consumidores han cambiado. Es importantísimo ahora generar contenido de valor para ellos y al hacerlo tu comunidad te empieza a ver como un experto en el área, lo cual genera más confianza para que inviertan su dinero contigo. Para mi un blog le da un gran plus a las empresas de Servicios, pues es una manera de tangibilizar lo que hacen.

    • Pablo dice

      Hola Frances! Muchas gracias por tu aporte.
      Es muy profundo y muy acertado lo que has dicho… un blog sirve para tangibilizar lo que hacen las empresas de servicios. Muy bueno. Sí, se trata de envolver a lector de esa experiencia que tendrían si adquieren ese servicio, añade valor desde antes incluso de la decisión de compra, y además, al ser interactivo te ayuda como empresario a estudiar de cerca a tu audiencia y ofrecer algo que serán felices de adquirir.

      Bien usada, es una herramienta tan poderosa que creo que es imprescindible. No usarla es quedarse muy atrás.

      He visto tu web, me gusta cómo lo tienes enfocado, muchos éxitos!

  4. Sonia Aldana Vargas dice

    hola,! muy interesante tus comentarios sobre como abrir una pag de negocios..pero tengo la duda..perdon por mi ignorancia ..tiene algun costo tener una pagina de negocio en facebook? gracias por tu atencion.

    • Pablo dice

      Hola MAriela, si tienes web te recomiendo que si vas a tener blog lo integres dentro de la misma web,
      no como sitio aparte. Teniendo blog conseguirías principalmente 2 ventajas:
      – Te ayuda a posicionarte mejor en Google (sobre todo si usas bien las palabras claves dentro del blog)
      y por tanto, recibir más visitas de potenciales clientes
      – Te ayuda a crear más cercanía y confianza en el visitante

      Saludos!

Dejame un comentario, y te responderé personalmente!